Cuánto consume una máquina de humo.

¿Qué tanta electricidad consume una máquina de humo?

Las máquinas de humo son dispositivos populares para la creación de efectos visuales en una variedad de eventos, desde fiestas en la oficina hasta conciertos en vivo. Esto plantea la pregunta: ¿cuánta electricidad consume una máquina de humo? Hemos hecho la investigación y aquí te presentamos los resultados.

Consumo a la hora

Una máquina de humo tipo estándar para uso básico consume entre 400-500 watios por hora. Tenga en cuenta que esto depende mucho de la marca y el tipo de la máquina.

Consumo al día

Si necesita usar la máquina de humo durante un periodo de 8 horas, esto significa que consumirá entre 3.2 kilowatios y 4 kilowatios al día. Si lo comparamos con los electrodomésticos convencionales, no es significativamente más alto.

Ahorra leyendo:  Cuánto consume un metro de tira de LED.

Consumo al mes

Si usas la máquina de humo con regularidad durante al menos diez días al mes, entonces el consumo de energía acumulado será de entre 32 kWh y 40 kWh al mes. Esto es más o menos lo mismo que la electricidad consumida por una televisión de tamaño mediano.

En conclusion, una máquina de humo consume un nivel relativamente bajo de energía, asumiendo que se usa con moderación. Si necesitas saber exactamente cuánta electricidad consumirá tu máquina de humo específica, es mejor que verifiques a fondo las especificaciones de la misma.

Calcula tu mismo el consumo de energía:

Calculadora de Costo de Electricidad

€/

Debajo de esta calculadora te dejamos el precio de la luz por horas para el día de hoy

Ahorra leyendo:  Cuánto consume una farola.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en las estrellas para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Scroll al inicio

RELLENALO Y TE LLAMAMOS

¿Quieres ahorrar hasta un 60% en tu factura de la luz? Rellena este formulario y un agente te llamará en 5 minutos. Recuerda tener una factura a mano para poder analizarla juntos.